Categorías
Desigualdad Social Marginalidad

Pobreza, vivienda y población

sin-techo-3

La pobreza es un fenómeno que abarca diferentes aspectos. Uno de estos es la vivienda. El no tener un lugar adecuado para habitar es una característica que distingue a los pobres. Muchos de ellos viven en la calle, pasando las noches en lugares diferentes.

Pero esta situación no sólo se da en naciones pobres. En las naciones más populosas como U.S.A o aquellas de Europa también se da esta penosa situación.

Por ejemplo, en New York ha habido 500 mil personas que han pasado las noches en albergues para vagabundos, durante los últimos dos años.

En Europa, la situación no es mejor. En Londres se registran unas 500 mil personas sin techo y en Francia 600 mil.

Una de las razones de la falta de viviendas es el aumento de la población. Debido a la gran pobreza, millones de personas dejan la vida rural para ir a las ciudades en busca de una vida mejor, como consecuencia las ciudades no dan abasto con tanta explosión demográfica. Cómo decía una conocida revista: la pobreza rural fomenta la pobreza urbana.

Ni hablar de aquellos que se mudan a otros países para buscar un empleo y un hogar. Lamentablemente, los inmigrantes pasan muchas penurias económicas y por ser extranjeros a menudo reciben un trato injusto y discriminante.

Y cómo último factor en lo que se refiere a la población, el número de nacimientos crece día a día. Las naciones más pobres son las que más crecimiento demográfico poseen.

¿Nos hallamos, pues, sin esperanza?

Categorías
Desigualdad Social Pobres Pobreza

Pobreza, desempleo y salarios bajos

desempleo

Una de las facetas más comunes de la pobreza es el desempleo. Hay muchos jefes de familia, y miembros de dicha familia que no pueden conseguir un empleo digno.

Debido a la falta de experiencia, de cualificación, de edad, sexo o a factores como discriminación (ya que muchos migran a ciudades importantes a fin de conseguir un empleo) muchas personas se ven privadas de lo que es un derecho humano: el trabajo.

De acuerdo a las estadísticas, hay 200 millones de personas sin empleo. Sobreviven con trabajos temporarios de uno o dos días a lo sumo, lo que por supuesto no les alcanza para cubrir sus necesidades.

Otra faceta de la pobreza es tener un empleo mal pagado. Hay casi 800 millones de personas que trabajan jornadas completas, de 8, 10 o 12 horas para recibir una paga exigua que no satisface sus necesidades más básicas.

En Camboya, por ejemplo, un conductor de autobuses señaló que trabaja 18 horas diarias y lo que gana no es suficiente para alimentara a su esposa y tres hijos y por supuesto a él mismo.

Como consecuencia, estas personas se ven obligadas a permanecer dentro del círculo de la pobreza y eso conlleva otras consecuencias como enfermedades debido a la falta de alimentación o cansancio extremo. Quizá problemas familiares por el estrés de tener que estar sufriendo todos los días al pensar qué comer, cómo comprar ítems básicos de la vida.

Es por eso que mucho Gobiernos están generando formas de empleo para los más desafortunados para ayudarlos a salir de este lugar.